Confidencias de un locutor

Confidencias de un locutor 

 

Comprendo que en el país de los compadres paleteados, donde todo se arregla “a lo amigo”, tiene muy pocas posibilidades de aceptación un libro que narra por igual las necedades y bajezas vividas en la televisión bajo la Unidad Popular, la Dictadura y la concertación. Después de todo, entre nosotros siempre ha sido mucho mas repudiable denunciar una falta que cometerla. Pero hay cosas que creo merecen ser contadas, aunque solo sea para una ínfima minoría. De manera que si este anecdotario resulta de utilidad para algún universitario preparando tesis, investigador trasnochado o simple ciudadano deseoso de conocer algunas de las realidades que nuestro país gusta sepultar, me daré por satisfecho.
Patricio Bañados.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *