BIODANZA y los 4 Elementos.

La Alquimia es una operación simbólica de transmutación humana, cuyo objetivo es la virtud espiritual. La transformación de metales innobles en oro; el oro, dicen los textos védicos, es la inmortalidad.
En occidente, Ángelus Silesius expresa: “El plomo se transforma en oro. El ocaso se disipa cuando soy transformado por Dios en Dios, y es él el que me transforma en oro finísimo alcanzando la Gracia Divina”.
En la Edad Media, la Alquimia alcanza un gran desarrollo. Partiendo de la idea de la decadencia de los seres de la naturaleza; La Gran Obra (Obra Mística, Vía de lo Absoluto, Obra del Fénix) es la reintegración del hombre a su dignidad primordial. El proceso alquímico era también en la Edad Media “el camino para alcanzar el estado divino de la conexión con Dios”.
Pienso que la Nueva Alquimia debe realizar la transmutación actuando sobre las vivencias, considerando el cuerpo en el proceso de cambio.
La realización de danzas y ceremonias de los 4 Elementos dan al proceso de transmutación una dimensión corporal. La “incorporación” de los elementos es, en realidad, “poner en el cuerpo la fuerza de los elementos y realizar desde dentro la modificación existencial”. ROLANDO TORO ARANEDA

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *